Como cultivar sábila o aloe vera en el jardín de tu casa

El Aloe Vera posee innumerables propiedades como: antiviral, anticoagulante, laxante, acción desinfectante, cicatrizante, antibacterial, tónico, protege contra la radiación, ayuda contra las enfermedades de la piel, y del cuero cabelludo.  Gracias a sus características es de interés mundial para su comercialización en productos derivados de uso alimenticio, farmacéutico y cosmético. Esta planta mejor conocida como sábila, proviene de la península de Arabia, su nombre se deriva del árabe alloeh que significa sustancia brillante. Fue introducida en  América por los españoles ya que se utilizaba como medicina, la cual heredaron por la invasión musulmana.
Pertenece a la familia de las Liliaceaes dentro de la cual se encuentra la cebolla, el ajo y los espárragos todos ellos con propiedades medicinales, es una planta xerófila que significa que se adapta a ambientes con pocas posibilidades de agua y se caracteriza por poseer tejidos para el almacenamiento de agua.
Existen más de 200 especies en el mundo de sábila aunque algunas son las más aprovechables como Aloe barbadencis y Aloe chilencis.
Ahora que conoces un poco más sobre esta planta y sus bondades debes aprender a cultivarla de manera adecuada en el jardín de tu casa para fines de  auto consumo o bien para generar ingresos extras a partir de elaborar algún producto.
Su cultivo es relativamente fácil ya que es una planta muy resistente, su propagación es muy rápida y sencilla pero debes saber que requiere de tus cuidados que implica inversión de tiempo y esfuerzo.
Lo que tienes que hacer es iniciar con mínimo 5 plantas que llamaremos plantas madres que puedes conseguir con vecinos, amigos o familiares que te quieran donar ya que es muy común que las tengan como plantas de ornato, esto es para que no tengas que invertir económicamente.
Verifica que estén en buen estado para que las trasplantes en macetas de aproximadamente 50 cm de profundidad. En el fondo de las macetas pon alrededor de 5 piedras para que el riego sea adecuado y se drene el agua en el interior.
La tierra que pongas en la maceta debe ser de jardín y la puedes conseguir en los viveros o bien con anterioridad prepara la tierra que tengas con materia orgánica que generes en tu casa, mezcla bien todos los componentes para obtener una tierra rica con nutrientes necesarios para la planta, también puedes ponerle tu composta a la tierra que compres para enriquecerla.
Ya que tienes tus macetas bien preparadas, humedece la tierra para comenzar a trasplantar tu sábila cuidadosamente con sus raíces.
El riego es cada 10 días, evita el encharcamiento porque no necesita mucha agua, tus macetas ponlas en un lugar donde no estén expuestas al sol directamente por muchas horas ya que si comienzan a cambiar de coloración de verde a  marrón es porque tienen demasiado sol o estas regando con mayor cantidad de agua requerida, si esto te sucede cámbialas de lugar con mayor sombra o riégalas con menos agua hasta que sus pencas tengan un color verde.
Para multiplicar o reproducir tu sabila identifica los hijuelos que salen de forma natural alrededor de la planta madre, ten en cuenta que en un periodo de un año obtendrás aproximadamente 30 hijuelos o retoños. Para extraerlos solo tienes que arrancarlos cuidadosamente de su madre separándolos con su respectiva raíz, puedes usar un cuchillo limpio si se te dificulta arrancar.
Algunas veces el hijuelo no tiene raíz si creció muy separado de la tierra, en este caso debes meterlo en un recipiente de vidrio con agua durante dos semanas, cuando salga un ´poco de raíz ya puedes trasplantarlo a la tierra.
Trasplanta todos los retoños en sus nuevas macetas preparándolas con anticipación, debes colocarlas dejando un espacio mínimo de 1mt entre una y otra para que no tengan competencia por la luz solar.
Un dato muy importante para que la planta sea aprovechada debe de tener al menos un año de vida, ya que en esta etapa la planta está en condiciones óptimas para su aprovechamiento ya que posee todas sus propiedades que la caracterizan.
Sus pencas pueden ser cortadas para uso comercial cuando miden aproximadamente 30 cm.
Ya puedes iniciar tu negocio con tu nueva plantación de Aloe Vera ahora tienes que identificar que productos derivados se comercializan para que comiences  a producir tu propia marca, te recomiendo que explotes tu creatividad para que tus productos sean innovadores, originales y únicos dentro del mercado.











Comentarios

Entradas populares de este blog

Crea bellos centros de mesa con agua, hojas y flores

Opciones llamativas para decorar una fiesta con pompones de papel

Centros de mesa para XV años super fáciles de hacer

Como decorar el techo con papel creppe

Aprende como meter globos dentro de otro globo

Como usar un solo globo para hacer un centro de mesa

Cómo hacer un stand para cupcakes usando latas y círculos de carton

Hermosas ideas para decorar con esferas navideñas

Muchas ideas para decorar con papel creppe

Cómo hacer mariposas con papel de seda