Fáciles y rápidos centros de mesa para tu cena navideña

Luce tu mesa durante la cena de navidad con estas ideas muy fáciles de lograr. No es necesario que gastes de mas o que te compliques demasiado: estos arreglos son perfectos para quienes no tienen experiencia en decoración y además pueden crearse con lo que tengas a mano, sin tener que gastar demasiado en materiales costosos.

Algunas ideas de utilidad:

---Si no cuentas con algún florero bonito o pecera de cristal, utiliza lo que tengas a mano en tu cocina: vasos de cristal, copas, frascos, bowls, bandejas o platos.
---Puedes usar copas o vasos estrechos para un simple centro de mesa: llena el fondo con sal común y corriente (para simular nieve) y coloca una sola piña de pino o una esfera en cada copa. Es muy simple y luce enormemente!!
---Arma un super llamativo centro de mesa colocando varios vasos de cristal sobre un plato grande, coloca algunas esferas en el interior de los vasos y añade más afuera junto con unas nochebuenas de tela.
---Convierte cualquier clase de frasco de vidrio en un hermoso florero. Solo debes pintarlos de rojo usando pintura acrílica o pintura en spray.
---Usa ramas de pino naturales para complementar cualquier arreglo. Si esta clase de árboles no se encuentran en tu localidad, siempre puedes utilizar cualquier clase de rama fresca con hojas.
---Para lograr un efecto más atractivo, coloca por lo menos tres piezas (ya sea de frascos, vasos o copas) para armar un centro de mesa básico.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Crea bellos centros de mesa con agua, hojas y flores

Opciones llamativas para decorar una fiesta con pompones de papel

Centros de mesa para XV años super fáciles de hacer

Como decorar el techo con papel creppe

Aprende como meter globos dentro de otro globo

Como usar un solo globo para hacer un centro de mesa

Cómo hacer un stand para cupcakes usando latas y círculos de carton

Hermosas ideas para decorar con esferas navideñas

Muchas ideas para decorar con papel creppe

Cómo hacer mariposas con papel de seda